www.radioxxl.com.ar | Radio en vivo las 24 hs.
logo
face tuw mail
air
imagenes Sueño hecho realidad

La aventura romántica de Charly García y Roberto Pettinato: un disco de vinilo sólo para fans En forma independiente, editaron “Pettinato plays García” del que sólo hicieron 500 copias. 300 se venden por Instagram y 200, en Nueva York. Cómo lo llevaron a cabo.Charly García, Roberto Pettinato, jazz y los temas de Charly como paisajes de un genio sensible en el medio de la sed. Pettinato Plays García: tarde de chaparrones, plantas caídas después de la lluvia. Si el vinilo entero que acaban de editar pudiera ser una charla profunda sobre el sentido de la vida, la voz del ilustre nos diría: “ Lo he intentado todo”. “Muchos discos de los ochenta tenían la gracia de haber sido mezclados o grabados afuera. Pero este es el primer disco con semejante participación de Charly made in USA. Es algo que no me atrevo a decir desde Only Love Can Sustain, de Luis Alberto Spinetta, al que también llamamos ‘disco importado’”, dice Roberto Pettinato sobre lo que definitivamente es uno de los proyectos alternativos más originales de la música nacional. Por la estatura de los protagonistas, se trata de la aventura independiente menos pensada. Desde su reciente lanzamiento físico hasta su concepción, estamos hablando, claramente, del disco menos comercial en la historia de Charly García. Charly García y Roberto Pettinato compartieron la grabación de Pettinato Plays Charly García, álbum en el que el autor le puso su voz a tres de los temas y tocó en siete. Foto: Gentileza R.P.) Charly García y Roberto Pettinato compartieron la grabación de Pettinato Plays Charly García, álbum en el que el autor le puso su voz a tres de los temas y tocó en siete. Foto: Gentileza R.P.) El álbum que grabaron juntos, y salió digital a mediados de 2020, llegó en secreto al formato de LP con sólo 500 ejemplares que empezaron a comercializarse de una manera heterodoxa: nada más que vía instagram, a través de @n.y.c records. Las copias aparecen numeradas. Algunas se venden con autógrafos. El disco es doble. Casi exclusivamente dedicado a coleccionistas. El precio: $8.500. Pettinato Plays García es un trabajo donde el prócer canta tres temas, como se escribió en este diario, “usando una voz orgánica hecha de gárgaras de fibra de vidrio”. Brutal, cruel, despiadado. Nada que ver con el sonido anti-fisiológico de Random (2017), aquel retorno del mejor Charly posible. La tapa de "Pettinato plays García" fue hecha en collage por el propio saxofonista. La tapa de "Pettinato plays García" fue hecha en collage por el propio saxofonista. Ideado por el cráneo piantao de Petinatto, Charly canta en tres canciones y toca en siete de los 11 tracks. El álbum se grabó de frente march a lo largo de un día interminable. Quedará en las crónicas que el ex Sumo corrió con todos los gastos. En junio 2020, plena pandemia dura, el disco se subió a la web. “Un regalo que quisimos hacer para todo el mundo”, anunció Pettinato cuando García le dio bandera verde a la iniciativa. Así de lindo. Así de espontáneo. Hay versiones jazzeadas de Tango en segunda ( del álbum Pequeñas anécdotas sobre las instituciones, 1974), 20 trajes verdes (Peperina, 1981), Transatlántico art decó (Pubis angelical, 1982), Vos también estabas verde (Yendo de la cama al living”, 1982), Total Interferencia (Piano Bar, 1984), Película sordomuda (Influencia, 2002) y Happy and Real (Tango 4, 1991). Ahora el vinilo. Portada: collage de Roberto Pettinato. Diseño: Lucía Castro. En la contratapa, el acrílico de Charly. El acrílico que pintó Charly, para la contratapa de "Pettinato plays García". El acrílico que pintó Charly, para la contratapa de "Pettinato plays García". La historia también dirá que la compañía que edita a Charly (Sony) parece que no quiso sacarlo en este formato. “Decían que era muy caro”, cuenta Pettinato. (Lo independiente no es sólo una cuestión de actitud. A veces también tiene que ver con el rechazo). -Hacer un vinilo es una tarea tan monstruosa que por momentos es preferible contratar una orquesta barata del Colón. Este vinilo se transformó en una odisea que ocupó todo 2020. El disco ya estaba en las redes y la gente lo había aplaudido y llorado a cada tema. Lo único que restaba era esperar a ver que se nos ocurría… –dice Pettinato. Feliz. Charly García posa con el disco "Pettinato plays García". Feliz. Charly García posa con el disco "Pettinato plays García". La ocurrencia fue sacar el LP porque, según el hechizo y la profecía, “la música de Charly y lo que él es capaz de generar como absoluto líder de la Galaxia del Rock Nacional, merece vender vinilos aún más que cds...” -No entendí. -Si lo pensás, hay artistas a los que necesitás en vinilo. Yo no tendría jamás uno de Rod Stewart, a menos que fuera regalo de cumple, pero si tendría Sticky fingers de los Stones. Hacer un vinilo literalmente hablando. Eso nunca estuvo en los planes de Charly. “¡¿Cómo se fabrica un surco...?!”, dicen que dijo. "Pettinato Plays García", un encuentro del saxofonista con la música y el aporte del prócer del rock argentino en clave de jazz. "Pettinato Plays García", un encuentro del saxofonista con la música y el aporte del prócer del rock argentino en clave de jazz. Todo iba para atrás. No podían descular cómo llevarlo adelante. “Empecé a luchar contra la mentalidad argenta que me ponía todo tipo de palos en la rueda. Que no se puede, que cuesta mucho. Pensaba: ¿cómo puede ser que Miles Davis hiciera discos de 25 minutos por lado y ahora fuera inviable? ‘No, Pettinato, no se puede porque las máquinas son otras y el disco sonaría peor. Ahí pensé en el cassette". Comenzaron a averiguar por la guía de teléfono (¡existe!): empresas-que-hagan-discos-de-vinilo. Compararon precios. Por supuesto resultó que acá, en dólares, era más caro que en Nueva York (en dólares). Así emprendieron la búsqueda de la compañía ideal. La tapa fue un tema aparte. En pandemia, el músico, humorista, periodista y conductor de radio y televisión estaba dedicándose al collage, recortando revistas de arte, tirando los pedazos a la mesa y viendo qué quedaba. Después de la operatoria de dados, llegaban las fotos con el iPhone. De pronto, el tipo notó la fuerza de una imagen que terminó siendo atractiva para la tapa. Una imagen de la grabación de "Pettinato plays García". La magia surgió entre el piano y el saxo. Una imagen de la grabación de "Pettinato plays García". La magia surgió entre el piano y el saxo. -¿Es algo así como una calavera? -Sí. El original fue barrido de la mesa, así que nunca más habría copia ni posibilidad de una segunda impresión. Charly, por su lado, comenzó a hacer lo suyo y apareció con la contratapa. ¡Bellísima! Quiero aclarar que muchos ejemplares estarán firmados por Charly y por mí. Y que no será la firma que aparece en la contratapa. Esa es la que hizo Charly sobre su dibujo. Creo que todo esto es muy para fans. Nunca está de más aclararlo. El sobre negro del álbum es idéntico al del último disco de Miles Davis. “Todo súper mega profesional”, dice. “¡No sabés cómo está Charly con el sonido… No puede ser lo que suena esto, me dice". Lo imita casi tan bien como Juanse. Buscar distintas compañías en los Estados Unidos. Para esto habrá que imaginar a Pettinato golpeando puertas. La faena sirvió para aprender que allá incluso te cobran el empaquetado. “Te meten los discos en una caja, y te la facturan (...) Pensamos en un LP único que sólo puedan tener 500 personas en todo el país. Una tirada chica, porque además es un disco raro, difícil, no es una música para decir: hagamos una impresión de 50 mil ejemplares”. Mandaron el material a Oregon, donde hay una fábrica más barata y se podían hacer vinilos de 180 gramos, considerados los más resistentes y pesados del mercado. Charly García, Roberto Pettinato y la banda que grabó, en un solo día, el disco "Pettinato plays García. Charly García, Roberto Pettinato y la banda que grabó, en un solo día, el disco "Pettinato plays García. A todo esto, el coronavirus como telón de fondo. Más fácil remar en cemento fresco. “Se retrasaba una y otra vez. Hasta que llegó el punto en el que conseguimos el lugar en Oregon... y de golpe un día me despierto y veo un noticiero en el que anuncian los incendios en Oregon. Eso incluía desalojos, corridas, bomberos. Y nuestro disco”. Resultado parcial: otra demora. -Tremendo. Varios operarios de la fábrica resultaron con sus pulmones como branquias. Finalmente los discos se pudieron hacer. 300 están llegando al país como las vacunas y 200 se venden en los Estados Unidos, más precisamente en la sede indie de New York Records. La idea ambiciosa que pensaron con García fue un disco de jazz que sonara como Led Zeppelin. -Es un trabajo que la gente descubre con oídos, con su propia cultura musical y más que nada con paciencia (Pettinato). Una imagen de la grabación de "Pettinato plays García". Una imagen de la grabación de "Pettinato plays García". La semana pasada sonó el teléfono en la casa de este cronista. “Soy Mecha, la mujer de Charly. Queremos mandarte el vinilo. ¿Podrías ser tan amable de pasarme la dirección?”. De movida pensamos en un Tangalanga con voz de ángel. Al rato llegó el presente continuo de un álbum que será de culto u oculto. Casi sinónimos. Con el disco en la mano, hicimos un cálculo elemental: en plaza ya quedan solo 499 copias. Pettinato Plays García salió en forma de álbum con una edición limitadísima embalada en Oregon. Formato doble y olor a disco importado. Podemos leer: Todas las composiciones son de Charly García. Abre con Say no More en versión instrumental y cierra con Total Interferencia. Duración total: 50 minutos con 4 segundos. Charly García tiene ahora su música en un formato de jazz con "Pettinato plays García". Charly García tiene ahora su música en un formato de jazz con "Pettinato plays García". Charly y Mecha fueron curadores del proyecto. Ella le había entregado a Pettinato buena parte del material encapsulado en iPad’s de Pandora. Los entusiasmaba desenterrar canciones “con melodías impresionantes a las que nadie le había dado demasiado bola”. 2019. El proyecto estaba en marcha. Ahora es lunes y Charly nos habla por WhatsApp. “Lo mejor fue el clima que se armó. Me gustó mucho. Estábamos los dos solos…”, dice de entrecasa, animado pero sereno y sin pretensiones de hábil declarante. Después envía fotos donde se lo ve con una remera de la Naranja Mecánica. “Yo con mi piano, el con su saxo. Prácticamente no teníamos ninguna partitura ni nada. Fue lo que llamamos zapada. Nos complementamos muy bien, hubo buen humor y una fusión musical que es raro que se dé. Los saxofonistas generalmente leen por partitura y los pianistas también. Pero creo que surgió esa magia que se vio reflejada en el disco”. Un vinilo doble y de calidad. Desde la tapa hasta el material. Los centros de cada unidad tienen, a modo de túnel del tiempo, ilusiones ópticas propias del OP Art. No se vende en disquerías ni en ninguna parte que pueda encarecer su valor a través de porcentajes. Solo Instagram. “Muchas veces las obras de arte pueden ser buenas, malas, entendidas o lo que fuere. Pero siempre tienen un subtexto y una intención de disfrutar del placer de lo microscópico. Este disco –según Pettinato- es eso. Y con el tiempo será aún más". WD Mirá también Raff Law, el hijo de Jude Law: dos gotas de agua Primero se definió bisexual, luego homosexual, y ahora Demi Lovato dice ser pansexual Mirá también Primero se definió bisexual, luego homosexual, y ahora Demi Lovato dice ser pansexual TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA Charly GarcíaRoberto PettinatoDisco De Vinilo “Muchos discos de los ochenta tenían la gracia de haber sido mezclados o grabados afuera. Pero este es el primer disco con semejante participación de Charly made in USA. Es algo que no me atrevo a decir desde Only Love Can Sustain, de Luis Alberto Spinetta, al que también llamamos ‘disco importado’”, dice Roberto Pettinato sobre lo que definitivamente es uno de los proyectos alternativos más originales de la música nacional. Por la estatura de los protagonistas, se trata de la aventura independiente menos pensada. Desde su reciente lanzamiento físico hasta su concepción, estamos hablando, claramente, del disco menos comercial en la historia de Charly García.